X
Menu
X

JUEGO – CREATIVIDAD Y DESARROLLO PERSONAL

Escritos Académicos

JUEGO- CREATIVIDAD Y DESARROLLO PERSONAL – Autores: Tenerife – Islas Canarias

REFLEXIONES DE PROFESIONALES DE TENERIFE – ISLAS CANARIAS
a partir de la Capacitación desarrollada por la Prof. Inés Moreno en el mes de octubre-2007

Lic. Claudia Davinia Luis Rodriguez

1 ._ El juego no está en la actividad……… El juego está en el jugador.
Desde que un facilitador, ludotecario o dinamizador propone o plantea una actividad, quien determina si habrá juego o no, es la persona o grupo, y será todo un éxito dependiendo del propio jugador.
Es el jugador quien hace que el juego  sea juego y sin el no existiría
En un primer momento todo depende de su predisposición y ganas de jugar, de divertirse, de disfrutar, de aprender, el interés que muestre y la  motivación con la que se inicia el juego. Quien debe propiciar ésta situación y tiene un papel fundamental para que esto suceda es el dinamizador, puesto que es él, el encargado de exteriorizar y despertar  estas emociones al grupo.
Hay que tener en cuenta que la figura de un facilitador es un modelo a seguir  y que su conducta es imitada por las personas a las que conduce.
Si el dinamizador /a presenta unas actitudes negativas y reacias al juego, por problemas externos o simplemente por tener un mal día es imposible que consiga trasmitir  al resto de las personas todo lo contrario.

2 ._ Cuanto soy consciente de la toma de decisiones personales – profesionales.
Todas las decisiones que tomas tanto de tu vida personal como profesional están relacionadas y las llevas de una manera u otra a los dos terrenos.
Según va avanzando tu vida, las decisiones que tomas, los estados de ánimo por los que pasas, las situaciones a las que te enfrentas o encuentras, etc., consiguen que afrontes desafíos constantes. Cada nueva decisión que tomas, sea buena o mala te enseña, te ayuda a mejorar, a desarrollarte, a crecer, a  enriquecerte y a formarte.
Por lo tanto, sea una u otra, siempre te sirve para ambos casos y sea la adecuada o no te responsabilizas de aquello que eliges.

3 ._¿Para qué la actividad con relación a los bloqueos?
         Los bloqueos están relacionados con las experiencias que se han tenido a lo largo de la vida, infancia, adolescencia, etc., según como hayan sido estas y como se nos han transmitido por los adultos, aprendemos a anticipar unos determinados resultados que pueden ser positivos o negativos y llevarlos a la práctica en distintas actividades.
Podemos vivir con ellos y ni siquiera darnos cuenta por lo que la actividad relacionada con los bloqueos es precisamente para eso:
         _ Para mostrar los tipos de bloqueos que existen, los obstáculos a los que nos enfrentamos sean externos o internos y que en muchas ocasiones las limitaciones nos las ponemos nosotros mismos.
_ Para buscar soluciones o alternativas a todos ellos y indicarte como nacen o se crean, como se plantan en nosotros y  como convivimos con los bloqueos.
_ Para demostrarte que se pueden sortear, superar, evitar, saltar y romper con ellos. Y es la propia persona la que hace que crezcan o no.
_ Para reflexionar y encontrar aquello que te impide crecer, avanzar y desarrollarte.
_ Para  enseñarte que uno mismo puede ser el bloqueo u obstáculo de otras personas.
_ Ver los bloqueos de otras personas te ayuda a ver los propios.
_ Que a pesar de estar limitado por diversas situaciones, por el espacio, tiempo, por las relaciones externas siempre hay recursos.
_  El bloqueo es muy sutil, creemos que está lejos y por el contrario está siempre muy cerca.
_ Hay que ser conciente de que existe y afrontarlo.
_ No vivir autoengañados de que no existe.

*¿Cuáles puedo identificar?
Bloqueos físicos, espaciales y emocionales.
*¿Cómo me obstaculizan?
        _ No te deja avanzar.
_ No te deja superarte y progresar.
_ No te deja desarrollarte.
_ No te deja crecer.
_ Crean indecisión.
_ Inseguridad.
_ Miedo.
_ Coarta tu libertad.
_ Impotencia.

*¿Qué hacer cuando aparecen?
Reconocer que existe ese bloqueo y no autoengañarnos de que no es así y afrontarlo. Observarnos a nosotros mismos, analizar el porqué se ha creado, que momentos o situaciones hacen que aparezca el bloqueo.
Hay que identificarlo, vivirlo, sentirlo y buscar soluciones o alternativas para poder superarlo.
Marcarse unos objetivos y esforzarse por conseguirlos con la suficiente persistencia  para solventar el bloqueo que con frecuencia te encuentras.

*¿Yo que hago?
          En muchas ocasiones precisamente todo lo contrario, autoengañarme y mirar para otro lado. Intentar convivir con él  aunque  sepa que bloqueo es el que no me deja avanzar o progresar. No enfrentarme a él,  luchar o tan sencillo como reconocerlo.

*¿Yo que desearía hacer?
        _ Cortar con él y eliminarlo.
_ Buscar la solución más adecuada para solventarlo y aprender de las vivencias.
_ Prestarme más atención y buscar dentro de mí.
_ Reflexionar  más a menudo.
_ No ponerme resistencia a mi misma.

 Prof. Ana Belén Trujillo Casanova

1º Analizar: “El Juego está en la actividad El juego está en el jugador”

El juego está en la persona, hay que sentirlo, vivirlo y concienciarnos de que el juego está en cada uno de nosotros formando parte de nuestra vida.
El juego está en el jugador, la persona, ésta ha a de ser dinámica, facilitadota del juego, reflexiva, flexible y rígida a la vez, que le guste el juego, la diversión,  tolerante con los demás y consigo misma, etc.
El juego no está en la actividad, está en la persona que lo transmite, en sus actitudes, forma de ser, etc. Es decir, si el facilitador no se involucra en el juego no lo transmite, ha de participar activamente, motivar, etc.
El jugador, ha de creer en el juego y trasmitirlo a los demás.

 

2º ¿Cuánto soy consciente de mis dicisiones personales profesionales?

Ante todo somos personas, por lo que no podemos separar lo personal de lo profesional es un todo que forma parte de nosotros. Nuestras propias experiencias, vivencias de la vida van a determinar las decisiones profesionales.
Cuanto más nos conozcamos personalmente con nuestros defectos y virtudes mayor profesionalidad abarcaríamos en nuestros puestos de trabajo. Destacar que es difícil tomar decisiones sin contar con nuestra parte sentimental, emotiva, etc. pienso que las decisiones que tomamos conectan/ enlazan lo personal con lo profesional.

 

3º ¿Para qué esta actividad con relación a los bloqueos?.

a)      ¿Cuáles puedo identificar?
En la actividad de los Robot me resultó muy difícil combinar lo rígido con lo flexible, sobre todo con la señal de inmovilizar media parte de nuestro cuerpo; me daba cuenta que movía todo el cuerpo sin darme cuenta e inconscientemente.

Sin embargo, en la actividad de los obstáculos A y B me negaba a ser bloqueado por mi obstáculo. Me resistía a la otra persona luchando con todas mis fuerzas como si se tratara de una lucha interna.

En la actividad “Escondite” hubo un momento en el que me bloquee fue cuando no encontré a mi obstáculo.Me di cuenta de que el obstáculo estaba frente a mí y yo no lo veía sino que veía a los demás obstáculos.

En la actividad “ La Caja” al principio me costó imaginarme al personaje y ponerme en el papel; pero cuando realmente tomé conciencia de mi bloqueo fue cuando me puse frente a frente e hicimos una charla de tú a tú; cuando lo destrocé fue en cierta medida un alivio y a la misma vez un vacío interno.

b)      ¿Cómo me obstaculizan?
Impidiéndome ser yo misma y disfrutar del juego en todo momento. Bloqueándome y no viendo más allá del problema y que ese problema “Tiene  Solución”. Generan incomodidad, inseguridad en lo que hacemos en nuestra vida.

c)      ¿Qué hacer?
Debemos pedir ayuda, realizar una reflexión interna, conocernos más a nosotros mismos, afrontar el bloqueo y ser conscientes de que el bloqueo es parte de nosotros y que está ahí, “Vivir los obstáculos como un desafío”, superarlo poco a poco  y sobre todo creer en el YO PUEDO. Y confiar en nosotros mismos.

d)      ¿Cuándo aparecen?

Cuando nos enfrentamos a situaciones desconocidas, situaciones que nos superan, miedos, etc.
Es importante que nos conozcamos y aprender de nuestros miedos, incertidumbres, etc. para buscar una solución y enfrentarnos a esos bloqueos que están ahí y que pueden aparecer en cualquier momento, sobre todo cuando menos lo esperamos.

Prof. Montserrat Martín López

 

1)- “El juego no esta en la actividad, el juego esta en el jugador”

Totalmente cierto, un jugador implicado, motivado y con ganas, no solo hace que exista el juego, sino que además puede buscar y encontrar la motivación y participación del grupo. Podemos hacer de cualquier cosa un juego, las tareas diarias por ejemplo pueden serlo; tender la ropa por colores o contar los pasos que hay desde mi trabajo a la parada de guagua, son algunos ejemplos de juegos que podemos llevar a cabo, sin requerirnos un sobre esfuerzo y además nos hacen más placenteros nuestros días.
El estar predispuesto a jugar crea una atmósfera de estimulación y exaltación por conocer, descubrir e incluso explorar aspectos desconocidos de nuestra persona, siendo todas estas sensaciones fáciles de transmitir al resto del grupo.

Un buen facilitador debe estar predispuesto a jugar, tanto en la personal como profesional. En lo personal para conocer nuestra parte más íntima, reconocer e identificar algunas de nuestras potencialidades, inquietudes y debilidades, intentando en unos casos perfeccionar, mejorar y en otros superar. El juego nos ayuda a conocer nuestros límites, pero también nos puede ayudar a superarlos. En lo profesional, porque el juego es nuestra arma fundamental de trabajo, con ella podemos divertir, entretener, pero también podemos abrir nuevos caminos, explorar nuevas posibilidades o alternativas,    que enriquezca al grupo e incluso a nosotros mismos como profesionales.

En definitiva, no debemos olvidar que la vida es un juego, unas veces nos toca ganar y otras perder, pero todas estas experiencias son las que nos enriquecen, nos hacen superarnos y reflexionar si queremos seguir jugando y aprendiendo día a día, o plantarnos y quedarnos con lo que tenemos.

 

2)- En que medida se construye el rol del ludotecario, ¿a través de qué, o con qué actitudes?

        Todo ludotecario debe contar con una parte formativa que lo enriquezca de conocimiento, que lo ayude a desenvolverse ante diferentes situaciones, perfeccionar, entrenar y actualizar información, pero además debe desarrollar la parte personal, las ganas de superarse, de crecer, de indagar nuevos y desconocidos campos, que nazca de nosotros mismos la necesidad de buscar sin que nos den todo hecho, por ejemplo realizar un curso determinado porque me apetece, porque me puede aportar algo  personal o profesionalmente, no hacerlo porque este obligada.

El rol del ludotecario se construye en base a la actitud de superación de crecimiento personal de cada uno, según las ganas que le pongamos y cómo valoramos nuestro papel como ludotecarios.
Se construye superando obstáculos, superando lo cotidiano y tratando de adquirir experiencia que nos hagan identificar, conocer, reflexionar y aprender. Que nos ayuden a dotarnos de herramientas que nos hagan superar esos bloqueos que interfieren en mi papel como ludotecario. Por ello, debemos intentar ser constructivos y educativos, divirtiendo y entreteniendo, pero a la vez proporcionar nuevos puntos de vista, otras posibilidades que enriquezcan al grupo.

La autoconfianza y autoestima con la que contamos también juegan un papel muy importante en nuestra superación personal, a veces nos sentimos bloqueados y tenemos la necesidad de pedir ayuda, lo cual es beneficioso ya que nos favorece a avanzar, a tomar otras referencias, a enriquecernos y el hecho de ir acompañados nos puede hacer avanzar a pasos agigantados.

 

3)- Para que esta actividad con relación a los bloqueos:

        Todo ser humano presenta bloqueos o limitaciones en su vida, en su actividad diaria con el resto de personas, así como consigo mismo. Pero lo cierto, es que muchas personas no son capaces de identificarlos, por miedo, vergüenza,…no son capaces de enfrentarse con sus límites, prefieren dejarlos aparcados a un lado o simplemente ignorarlos. En mi caso, tengo muchos bloqueos, pero todos parten de uno mismo, el miedo. Miedo a no estar a la altura, miedo a fallar a mi familia, miedo a no saber reaccionar ante una situación límite,…. y en campo de lo profesional, miedo a no saber responder a las expectativas de los niños /as, que les pase algo (caída fuerte,…) y sobre todo miedo a estancarme, a no seguir evolucionando como persona, que llegue el día que me aburra y no quiera saber más nada.

Los bloqueos desmotivan, desorientan, … pero según como lo tomemos actuaremos de una manera u otra, si tomamos el obstáculos como una amenaza, nos bloquearemos, no presentaremos una actitud de superación, sino sumisión sin buscar otras respuestas, sino conformándonos con las que ya nos vienen impuestas, en cambio si lo tomamos con fuerza, el obstáculo puede ser superado, nos ayuda a avanzar y ser capaces de mostrarnos como somos nosotros mismos sin una carga tan grande.

Aunque cueste entenderlo, el intentar buscar nuestros propios límites ya es superarnos, el buscar en nuestro interior obstáculos que no sabemos muy bien en donde están  ya es superarnos, el ser capaces de conocerlo, hablar con él y enfrentarnos, ya es superarnos. El enfrentarnos a nuestros bloqueos nos cuesta, son nuestras limitaciones, debilidades, pero es la única manera de avanzar, porque no existen una receta mágica para abordar los obstáculos, son tan propios e íntimos, que solo la propia persona si quiera e indaga en sí mismo, buscando herramientas de su persona, contexto,… es la única en poder ver más allá y encontrar y enriquecerse.

Prof. Noemí Padrino Arvelo

  1. El juego no está en la actividad…El juego está en el jugador

Es una afirmación totalmente cierta, en mi opinión no puede existir juego si el individuo no está predispuesto a jugar y a dejarse envolver por la actividad, es decir, implicarse en todos los sentidos. El juego no depende de espacios ni de materiales, sólo de las personas y de sus motivaciones. Cómo vimos en el curso, en el universo del juego, las Ludotecas son una parte muy pequeña, que el concepto de juego es mucho más amplio, y que el juego existe haya dónde haya un grupo de personas dispuestas a jugar. En cuanto a los materiales, también podemos destacar que cualquier cosa, por absurda que nos pueda parecer, puede facilitar una dinámica lúdica.

 

  1. Cuánto soy consciente de la toma de decisiones personales – profesionales.

Repasando mi vida  y vivenciando la actividad realizada en el curso, pude darme cuenta de que he  estado ligada al juego desde mi infancia y ahora más que nunca me he dado cuenta que estoy muy orgullosa de que se haya convertido también en el eje de mi vida profesional.
En el terreno laboral siempre he sido consciente de mis decisiones, y éstas han sido siempre personales, es decir, nunca me he visto influida por nadie. Cuando decidí dedicarme a las Ludotecas lo hice totalmente enganchada por el juego y por las posibilidades que ofrece, atrayéndome más este terreno que el de la educación formal (ya que soy maestra).

 

  1. ¿Para qué las actividades en relación a los bloqueos?

¿Cuáles puedo identificar?
¿Cómo me obstaculizo?
¿Qué hacer cuando aparecen?
¿Yo qué hago?
¿Yo qué desearía hacer?

Creo que las actividades estuvieron dirigidas a que cada uno de nosotros vivenciara que se siente cuando se está bloqueado, que identificara sus propios obstáculos y bloqueos y que en cierto modo “les diera vida”, para así poderlos enfrentar.
En mi opinión creo que se trabajaron obstáculos y bloqueos externos (como podían ser los espacios, etc.) y los internos de cada uno.
Me parece una tarea complicada y que conlleva tiempo y práctica el identificar y superar los bloqueos, puesto que a veces no los queremos admitir o los ven todos menos nosotros mismos/as.

3.1 Algunos de los bloqueos que pude identificar fueron el espacial, el “No puedo”, el bloqueo que pueden crearnos nuestros compañeros/as o viceversa (en el terreno del trabajo en equipo), el que podemos generar en los niños/as dirigiéndoles todo el tiempo u obligándoles a realizar determinadas actividades y luego el que de manera individual quise trabajar que fue el “miedo”.

3.2 Pienso que todas las personas tenemos obstáculos, que van apareciendo a lo largo de la vida. Estos obstáculos pueden venir desde fuera o crearlos nosotros/as mismos/as. Pienso que en la medida en que se puedan identificar y sepamos buscarles alternativas son sanos, en el sentido de que nos van a ayudar a crecer como profesionales con la experiencia y siempre y cuando no se conviertan en un bloqueo.  Cada obstáculo debería convertirse en un reto a superar.

3.3 Pienso que cada vez que aparezca un obstáculo o bloqueo debemos intentar “mirarlo de frente”, como al construido en clase, y tratar de profundizar en él.
La actividad de clase con las cajas, creo que nos dio la pauta para vencer los bloqueos. Debemos saber de qué se alimentan, cuándo aparecen, que sentimos cuando estamos bloqueados, en definitiva, cuanto más lo conozcamos, más seremos capaces de superarlos y sentirnos liberados/as.

Prof. Lourdes Vanesa García López

 

1º Analizar: “El Juego no está en la actividad, el juego está en el jugador”

Quiere decir que el éxito de una actividad o el fracaso no dependen de la misma, sino de cómo se implique el jugador en ella. Esto es debido a que se transmite a los demás lo que uno contiene, por lo que hay que entrenarse como jugador para ser un buen facilitador.
Es necesario que el profesional del juego esté formado continuamente, ya que el juego es algo muy serio.

2º ¿En qué medida se construye el rol del ludotecario/a?
   ¿A través de que? ¿Con qué actividades?

El rol del ludotecario/a se construye en la medida que se van superando obstáculos y se aprende de ellos.
También es importante la búsqueda de alternativas para resolver las diferentes situaciones que van surgiendo en la práctica diaria.
Debe ser una persona reflexiva que tome las decisiones siendo consecuente de cómo éstas influyen en las personas, en el entorno y en uno mismo.
Por todo esto, se hace necesario un entrenamiento constante; una gran capacidad de observación; de escucha, de trabajo en equipo,… no sólo conocimiento, sino también confianza y apoyo mutuo.
El ludotecario/a debe crear en las ludotecas un clima de confianza, teniendo una actitud positiva, abierta hacia uno mismo y los demás. Es una persona que reconoce sus fortalezas, pero también sus debilidades y las afronta en el día a día con afán de superación.

3º ¿Para qué estas actividades con relación  a los bloqueos?, ¿Cuales puedes
identificar?, ¿Cómo me obstaculizan? Qué hacen los bloqueos? ¿Cuándo aparecen?, yo ¿Qué hago cuándo aparecen?, ¿Qué sesearía hacer?

Para identificar que existen bloqueos tanto internos como externos y así darnos cuenta de cuáles son, afrontarlos e intentar superarlos.
Los bloqueos pueden paralizarme en momentos y no saber cómo actuar, pueden provocar que aparezca el miedo al miedo. También impiden el trabajo con el grupo en la práctica diaria.
Los bloqueos pueden aparecer en cualquier momento de la vida y en ante cualquier situación cotidiana. Lo que hago cuando aparecen es reflexionar de por qué aparecen, afrontarlos y buscar alternativas para superarlos.
Desearía luchar siempre para superarlos.

Prof. José Angel González González

“El juego no está en la actividad sino en el jugador”

Es el facilitador/a del juego el elemento principal, es la persona quien motiva, quien mueve, quien insta a jugar, es el motor del juego, el que le da forma, ya que mediatiza, amasa, transforma los elementos externos (instalaciones, materiales, reglas, participantes, etc.) poniéndolo en contacto con su estructura interna, con su contenido y fabrica un nuevo elemento o producto llamado juego.

Dos, tres o más facilitadotes de juego con las mismas condiciones o premisas de partida crearían juegos distintos. Por todo ello, el juego, la actividad en sí sola no es suficiente, es casi inerte, el facilitador es quien le da vida, la transforma o no, todo va a depender de lo que haya dentro del facilitador, cuanto mejor se conozca, cuanto más sea capaz de producir movimiento mejor funcionará un juego. Por todo ello, el juego por si solo se quedaría en un concepto, algo que está presente dentro de cada uno de nosotros esperando ha ser despertado.

¿Cuánto soy consciente de mis decisiones personales-profesionales?

La toma de decisiones es muy personal, siendo más consciente o inconsciente,  según el nivel de evaluación personal alcanzado, lo que nos permitiría diferenciar muchos niveles de conciencia, pero yo destacaría dos:

1)      Actuar antes de pensar
o
2)      Pensar antes de actuar

Evidentemente, está evolución del nivel de conciencia está directamente relacionado con el nivel de desarrollo profesional (“cuanto más consciente soy de mis decisiones mejor profesional soy”).

En lo que a mi persona se refiere, me considero bastante consciente de mis decisiones y sus consecuencias, es decir, antes de tomar una decisión “pienso bien” las consecuencias de la misma, de hecho, en alguna ocasión, me he planteado si no pensaré demasiado en los “pros y contras” y debo dejarme llevar más o sí necesitaría una tijera para cortar y comenzar de nuevo antes de tratar de desenvolver o desenrollar el “hilo”. La verdad es que me encuentro muy cómodo en esta situación:

“Pensar antes de actuar”

Pero dejo siempre la puerta abierta o entreabierta…

¿Para qué esta actividad con relación a Bloqueos?
¿Cómo puedo identificar?
¿Cómo me obstaculizan?
¿Qué hacen? ¿Cuándo aparecen?
                           Yo                    ¿qué hago?
¿qué desearía hacer?

Los bloqueos están siempre dentro de nosotros, todos tenemos en mayor o menor medida, debemos aprender a identificarlos, conocerlos, tomar conciencia de ellos, para poder entrar en contacto con los mismos y “jugar” con ellos, de manera que se puedan superar, a veces solos, a veces pidiendo ayuda a los demás, pero superarlos para que no nos detengan en nuestro devenir vital.

Si bien es cierto que tod@s desearíamos enfrentarnos a nuestros bloqueos, también es muy cierto que no todo el mundo es capaz de enfrentarse a ellos.

Nuevamente, en lo referente a los bloqueos aparece lo personal íntimamente unido a lo profesional, ya que los bloqueos personales se transmiten y se convierte en bloqueos profesionales: Persona y profesional son uno.

Yo, como persona y profesional, vivo los bloqueos como Desafíos, ya que considero que mi mayor bloqueo puedo ser yo mismo, por lo que mi mayor desafío también soy yo mismo, cuanto más me conozca, más conoceré mis potenciales y debilidades personales y profesionales, de manera que me ayude a conseguir mi mayor objetivo, ser cada día mejor persona (profesional, amigo, pareja, compañero, etc.)