X
Menu
X

REFLEXIONES desde la HUELLA

Escritos Académicos

REFLEXIONES desde la HUELLA”
Después de una clase de JUEGO- Prof. PATRICIA CÁCERES- Pcia de Córdoba

Participante del GRUPO de Estudio “EL JUEGO  y los JUEGOS”  que dicta la Prof. Inés Moreno en Córdoba

Al  siguiente de la clase que tuvimos en Córdoba con Inés, desperté con un montón de recuerdos lindos que tenía que ver con mis huellas.
Y,…me preguntaba, cómo es esto de que el trabajo con los pies nos genere tanta movilización..que nos permita como dicen que significa la palabra recordar…”de  recordis :volver a pasar por el corazón”,tantas cosas vividas.
Mas allá de todo lo que significan nuestras huellas tanto en la vida cotidiana, de familia y laboral, recordé el cuento del Sub comandante Marcos, con el cerré el taller en mi concurso para supervisora técnica zonal, en el 2000. Quiero transcribirlo, a modo de compartir la movida que tuve a posteriori de la jornada con Inés.
También pude ver el inicio de una película que quisimos ver con Yoly ( compañera del Grupo de Juego), antes del ese sábado con la intención de continuar descubriendo películas cuyo eje fuese el juego, tanto para resolver cuestiones de vida, como pauta cultural de un pueblo , y miren lo que pasó…

Primero no teníamos reproductor de vídeos,…
cuando Mónica nos presta uno, se arruina la tele…
cuando consigo hacer funcionar los dos artefactos, sábado a la noche, la película estaba arruinada ( por vieja )desde la mitad en adelante.
Pero el comienzo…de “Un hombre llamado Viernes”…es a partir de unas huellas que el náufrago ve en la orilla del mar….Y, esas huellas dan lugar al desarrollo de la película, que quien pueda conseguirla es un tratado bellísimo de cómo vemos a quienes practican formas culturales diferentes a las nuestras.

También recordé que Inés dijo:”está prohibido reproducir estas jornadas…sí pueden tomar algunos momentos como recurso para sus tareas..” y me dio tanta alegría saber que una sola consigna que ella trabajó con nosotras en los primeros talleres,a mí me significaron vivir jornadas de mucha participación con gente de distintos lugares,edades y necesidades.
También les cuento de que se trató.

Por último, que durante los entre-Inés,había juntado artículos referidos a juegos en los folletos que llegan con el resumen de gastos hechos con Tarjeta Naranja.  
1)Textos del Subcomandante insurgente Marcos

La Fogata
Hablando de grandes dioses, ya aparece el Viejo Antonio acompañado de los primeros, los que nacieron el mundo. Siempre fumando, caminando a veces y en veces platicando, el Viejo Antonio se sienta esta noche conmigo. Con él se sientan junto conmigo todos los hombres y mujeres de morena sangre en corazón digno. Para platicarnos la lucha y sus tiempos de esta noche diez años atrás. La noche en que, conmigo, el Viejo Antonio camina por entre el lodo, machete en mano. ¿Dije que camina conmigo el Viejo Antonio?

Mentí entonces, no conmigo camina, yo le voy detrás. No así empezamos a caminar esa noche. Primero nos perdimos. El viejo Antonio me invitó a correr venado y lo corrimos, sí, pero no lo alcanzamos. Cuando nos dimos cuenta ya estábamos en medio de la selva, en mitad de la lluvia, cercados por la noche.
— Nos perdimos — digo inútilmente.
— Sí pues — dice el Viejo Antonio que no parece muy preocupado porque ahí nomás hace casita con una mano al fuego con que la otra enciende su cigarrillo.
— Tenemos que encontrar el camino de regreso — me escucho decir y agrego — traigo la brújula — como si dijera “tengo móvil por si quieres un aventón”.
— Sí pues — dice de nuevo el Viejo Antonio como dejándome la iniciativa y mostrándose dispuesto a seguirme.
Yo recojo el desafío y me declaro dispuesto a hacer gala de mis conocimientos guerrilleros de dos años en montaña. Me arrincono bajo un árbol. Saco el mapa, el altímetro y la brújula. Como hablando en voz alta, pero en realidad alardeando frente al Viejo Antonio, describo alturas sobre el nivel del mar, cotas topográficas, presión barométrica, grados y puntos visados y otros etcéteras de lo que los militares llamamos “navegación terrestre”. El Viejo Antonio no habla, está a mi lado, sin moverse, supongo que me escucha porque no ha dejado de fumar. Después de un rato de alardes técnicos y científicos, me pongo de pie y con la brújula en la mano señalo hacia un rincón de la noche, diciendo con firmeza y echando a andar en esa dirección:
— Es por ahí.
Yo espero que el Viejo Antonio repita su “si pues”, pero el Viejo Antonio no dice nada. Recoge su rifle, su morraleta y su machete y se echa a caminar detrás mío. Caminamos un buen rato sin llegar a ningún lado conocido. Yo me sentía avergonzado por el fracaso de mi técnica moderna y no quería ni voltear hacia atrás, donde el Viejo Antonio me seguía sin decir palabra alguna. Al tiempo llegamos frente a un cerro de pura piedra que, como pared lisa, se oponía a nuestro paso. Los últimos vestigios de orgullo que me quedaban se hicieron añicos cuando dije en voz alta:
— ¿Y ahora? Hasta entonces habló el Viejo Antonio. Primero carraspeó un poco y escupió algunas briznas de tabaco, luego escuché detrás mío.
— Cuando no sepas qué es lo que sigue, ayuda mucho el mirar para atrás.
Yo lo tomé al pie de la letra y me volteé, no para ver la dirección de la que veníamos, sino para mirar con una mezcla de vergüenza, súplica y angustia al Viejo Antonio. El Viejo Antonio no dice nada, me mira y comprende. Desenfunda su machete y abriendo paso entre la maleza toma una nueva dirección.
— ¿Por ahí es? — pregunto inútilmente.
— Sí pues — dice el Viejo Antonio mientras corta bejucos y húmedos pedazos de noche. En unos minutos estamos de nuevo en el camino real y los relámpagos anuncian el perfil deslumbrado del pueblo del Viejo Antonio. Mojado y cansado llegué hasta la champa Viejo Antonio. La doña Juanita se puso a hacer café y nosotros nos acercamos al fogón. El Viejo Antonio se quitó la camisa mojada y la puso a secar a un lado de la lumbre. Después se fue a sentar en el suelo, en un rincón y me ofreció un banquito. Yo me resistí primero, en parte porque no quería alejarme del fuego y en parte porque me seguía la vergüenza del alarde inútil de mapa, brújula y altímetro. Como quiera me senté. Empezamos los dos a fumar. Yo rompí el silenció y le pregunté cómo había encontrado el camino de regreso.
— No lo encontré — me responde el Viejo Antonio — No estaba ahí. No lo encontré. Lo hice. Como de por sí se hace. Caminando pues. Tú te pensaste que el camino estaba en algún lado y que tus aparatos nos iban a decir hacia dónde había quedado el camino. No. Luego te pensaste que yo sabía dónde estaba el camino y me seguiste. Pero no. Yo no sabía dónde estaba el camino. Lo que hacer el camino juntos. Así que lo hicimos. Así llegamos a donde queríamos. Hicimos el camino. No ahí estaba.
— Pero, ¿por qué me dijiste que cuando uno no sabe que es lo que sigue hay que mirar para atrás? ¿No es para encontrar el camino de regreso? — pregunté.
— No pues — responde el Viejo Antonio — No es para encontrar el camino. Es para ver dónde te quedaste antes y qué es lo que pasó y qué querías.
— ¿Cómo? — pregunto ya sin pena.
— Sí pues. Volteando para mirar atrás te das cuenta dónde te quedaste. Así puedes ver el camino que no te hiciste bien. Si miras bien para atrás te das cuenta que lo que querías es regresar y lo que pasó es que tú respondiste que había que encontrar el camino de regreso. Y ahí está el problema. Te pusiste a buscar un camino que no existe. Había que hacerlo — El Viejo Antonio sonreía satisfecho.
— Pero, ¿por qué dices que hicimos el camino? Lo hiciste tú, yo nomás caminé detrás tuyo — le dije un poco incómodo.
— No pues — sigue sonriendo el Viejo Antonio — No lo hice yo solo. Tú también lo hiciste porque un tramo lo caminaste tú adelante.
— ¡Ah! Pero ese camino no sirvió — lo interrumpo.
— Sí pues. Sirvió porque así supimos que no sirvió y entonces no lo volvemos a caminar o sea a hacer, porque nos llevó a donde no queremos y entonces podemos hacernos otro para que nos lleve — dice el Viejo Antonio. Yo lo quedo viendo un rato y le aventuro:
— Entonces, ¿tú tampoco sabías si el camino que estabas haciendo nos iba a traer hasta acá?
—No pues. Sólo caminando se llega. Trabajando pues, luchando. Es lo mismo. Así se dijeron los grandes dioses, los que nacieron el mundo, los primeros. — El Viejo Antonio se pone de pie.
Cuentos para una soledad desvelada.
Textos del Subcomandante insurgente Marcos. Editorial Ekosol.

2 .a )
En febrero del año 2006, fui convocada por la Directora del Jardín de Infantes “Juan Filloy” de Arguello Norte, para capacitar a las docentes de la zona,(Jardines:Ma.Sanchez,Lazcano Colodrero,Niñas de Ayohuma, Tamborcito de Tacuarí y maestra de primer grado de esc.primaria del Juan Filloy) en el marco del programa provincial “Autonomía mas Recurso”

Planificamos :”Alfabetización inicial desde el juego”.

Aquí utilizo el recurso de presentación con 2 palabras,que luego van sumando a las que escuchan en el intercambio con las compañeras ( no hubo varones en estas jornadas ).Con material preparado con anterioridad,las docentes armaron su presentación ,para finalmente construir una escena en común.

A partir de aquí se empezó a trabajar la alfabetización desde los vivido.
Las preguntas fueron:
-Que tiene que ver el juego con alfabetización….
-sintieron curiosidad…
-pudieron comunicarse….
-pudieron comprender desde el marco de referencia del otro…
-Se mostraron tal cual son, en un mismo nivel de aprendizaje…..

Descubrimos los pilares que facilitan el aprendizaje significativo.

-Qué es un aprendizaje significativo?….
Finalmente se construyó una definición colectiva de alfabetización inicial.

2.b)

En Octubre del mismo año, la escuela primaria “Pte.Kennedy”, dónde  voy a menudo a narrar cuentos, porque asistía como alumna una de mis nietas, me convoca para un taller con padre, madres, abuelos, abuelas y alumnos/as del segundo grado con motivo de culminar la semana de la familia.
La demanda puntualmente fue…”necesidad de tener mayor comunicación con los/as padres y madres de sus alumnos/as desde la lectura y el juego”.

Ese día el aula estaba sin poder poner ni un dedo más,en alguna parte.

Por otra parte se le pidió a la directora del jardín de infantes Pte.Kennedy, que registrara el taller, a modo de propiciar el vinculo entre niveles, ya que la maestra de segundo grado que organizaba el taller, sería la del primer grado en el 2007.
La srta.del grado me presentó y yo inmediatamente comencé .

Dada la proximidad del 12 de octubre,leí la leyenda guaraní ” El Ñatiú ( mosquito ) y el Tuyuyú ( ave zancuda,silenciosa y contemplativa )” de “Antología” Obra y recopilación de Javier Villafañe.

Se los/las veía muy compenetrados ….luego supe porqué.

Me presenté con más detalles,dije de mis orígenes quechuas y recorrido laboral docente.
Entonces les propuse que recordaran  algún cuento,…..que se fueran contando entre ellas /as los cuentos para irlos sumando .
-Que eligieran uno de los escuchados y con material que distribuimos con la Srta. en toda el aula y pasillo,se vistieran o vistieran a sus hijos/as según lo elegido para presentarse luego al grupo.(todo con  música de fondo,que se iba regulando según la intensidad de la actividad)

Al principio se los vio inhibidos…y decían:”esto es muy difícil”…-“yo no tengo imaginación”…”no sirvo para la plástica”….

por lo que se dio mas tiempo del planificado para esta actividad,y fueron entrando en clima de producción con confianza y  apoyandose en sus hijos/as.
Aparecieron los siguientes personajes:
-Pinocho…el hijo…por la dulzura. El hada madrina…la mamá, consejera,guía.
– Patito Coletón…porque es el más chico de mis hijos…..distraído, sensible, juega mucho,por éso puse mucho pasto de colores.
-La bella durmiente del bosque….-dice la mamá…”ella me despertó a la vida cuando nació,aprendí a ver la vida de otra manera “….
-Pulgarcito…su mano es un abrazo cuando acaricia…
-Sastrecillo valiente…
-Los tres chanchitos…porque tengo tres hijos…
-Hércules…por las ganas de hacer muchas cosas…
-El dragón y el caballero del castillo….
-El hombre araña..padre que  aclara..”se habrán dado cuenta de mi timidez'”…

Esta producción superó las expectativas y temores iniciales.

Aquí me expresan con palabras,aquello que observé al comienzo la atención de los/as padres/madres,abuelos/as:
…”Nos contaron un cuento para nosotros/as…
y pensaba,dice una madre…”así escuchará el cuento mi hijo, esperando el final para saber como termina?”..
“Son importantes estas reuniones,lo sentí como un desafío..”…
Les conté algo de la biografía de Javier Villafañe,y con intención fuerte del valor que tiene la lectoescritura,les leí la parte en que estando en el servicio militar,les enseña a los soldados analfabetos .y del comentario de uno de ellos,del litoral,cuando le dice…”cómo se pondrá mi madre,que recibe por primera vez una carta escrita por mí”….

Cerré esta jornada con una poesía de Villafañe…y quedó el proyecto para continuarlo en el grado,tratando de compartirlo con el resto de la escuela,a la manera de la carreta trotamundos.

 

3.) “Pasión por el viento”

Remontar barriletes es un deporte y una recreación para miles de personasen casi todas las culturas en todo el mundo.Desde la antigua China hasta nuestros días,a todos los ha unido la misma pasión por el viento.
“Hemos decidido mirar al cielo para despegar un poco los pies de la tierra” dice la gente de “Barriletes a Toda Costa”
“Se necesitan locos para pescar ángeles con barriletes en días de brisa suave y sol resplandeciente.Locos alegres,porque los tristes piensan que el viento gime
,en cambio los alegres lo escuchan cantar”, afirma Claris Skoczdopole, amigo de la asociación.
Cometas,volantines,birochas,papalotes,barriletes, son las palabras que nombran a la aeronave de colores más pesada que el aire,que depende del viento para superar la gravedad y poder volar. Y que seduce a miles de personas por su belleza,color,poder y sofisticación.Septiembre es el mes de concurso Internacional de Cometas de Dieppe (Francia) , junio,el del Campeonato Mundial de Oregón (USA); noviembre el de los Barriletes Gigantes de Sumpago (Guatemala ),al que le siguen Colombia,Seatle y La Habana.

En Argentina los barrileteros han hecho renacer una práctica que parecía olvidada,armando clubes de barriletes ,como el de Puerto San Julián,o el de Cielos de Taraguí,en Corrientes.

Barriletes por la Paz.
Arofish, es un artista británico especialista en pinturas callejeras,quien eligió los barriletes para expresar su campaña pacifista.Su galería de fotos es:arofish.org.uk/arofish/álbum13.

4 ) JUGUEMOS EN EL PATIO.

rayuela,tejo,gambeta,luche,tilín tuncuna (yo recuerdo tilín campana)en nuestro país.

 

Rayuela. Sabías que en la Grecia clásica los niños ya jugaban a la rayuela? La llamaban escollas.Y juego de las odres en la Roma Imperial,infernáculo,pata coja,calajanso o tejo en España, truccino,paraíso o strangallucce en Italia,hop scotch en Inglaterra,munzenwurfspiel en Alemania,marop en la India,luche o mariola en Chile,tejo pijije en Méjico, trucamelo en Santo Domingo,coroza en Colombia y, rayuela,tejo,gambeta,luche,tilín tuncuna (yo recuerdo tilín campana) en nuestro país 

Es el nombre con que de la iniciativa con que esta tarjeta aglutinará a grandes empresas y comercios adheridos para hacer del patio de las escuelas un lugar de encuentro,diversión y no violencia. Recuperar espacios para llenarlos de alegría,recuperar juegos que creíamos perdidos,crear redes,incluir,jugar.
El primer será instalar rayuelas,contando con el asesoramiento de la cátedra de Equipamiento de la Facultad de Arquitectura de la UNC, el equipo coordinador de Carlos Wolovik que trabaja en el diseño de los juegos

 

Ésto me lo debía y se los debía…lo estuve grabando en el disco duro de mi cabeza y hoy inspiración y comunicación con el grupo de por medio,no levanté el trasero de la silla y …ya me duelen los dedos…cumplí conmigo y con ustedes.
Por esto de trabajar lo que nos pasa cuando estamos juntas…no siempre tengo la palabra o el ánimo para decirlo en el justo y preciso momento…o será que es este el justo y preciso momento.
Con cariño fraterno…Patricia.